San Petersburgo es considerada una de las ciudades más bonitas de Europa. Este es un sitio muy vivo, internacional y con un carácter especial. Con 5 millones de habitantes es la segunda ciudad más grande de Rusia y tiene también el metro más profundo del mundo. La profundidad media es de 60 metros y hay líneas que llegan a tener 110 metros de profundidad. Una de las actividades favoritas de los rusos que viven en San Petersburgo es subir a los tejados para ver la puesta de sol. Además de mirar los puentes elevarse para dejar pasar las embarcaciones en el Rio Neva.

Desde la estación de tren  Ladozhsky hasta Moscú son unas ocho horas. Desde aquí se puede viajar a través de la vía férrea más larga del mundo, el ferrocarril transiberiano. Muchos aventureros deciden hacer su viaje a través de esta larga ruta que va desde Moscú hasta Vladivostok el mayor puerto ruso del Pacífico. Esta vía tiene más 9000 kilómetros que sale cada dos días de Moscú y se convierte en un segundo hogar para cientos de pasajeros que duermen y comen en el limitado confort del ferrocarril transiberiano.

Visado para ir a Rusia

No todos los países necesitan visado para entrar al territorio ruso. Si eres de los países que no lo necesitan pueden entrar a Rusia solo con tu pasaporte internacional. Si necesitas visado puedes buscan en internet y aplicar al visado. El proceso es bastante fácil y sencillo. En algunos casos, por ejemplo para ir a San Petersburgo no se necesita un visado como tal. Es suficiente con el visado electrónico a Rusia que lo puedes conseguir a través de internet. Lo único que te piden en este caso es una foto digital reciente tuya y tu pasaporte con suficientes páginas. Alguna veces pueden pedir un seguro médico que lo puedes conseguir por internet pagando una cantidad o yendo a una clínica privada en tu ciudad.